braSanto Domingo.- El procurador general de la República informó ayer la puesta en vigencia de un reglamento para empezar a usar brazaletes electrónicos, aplicables como medida de coerción por diferentes delitos penales.


Francisco Domínguez Brito aseguró que el Ministerio Público implementará cuantas medidas sean necesarias hasta lograr eficiencia y transparencia del servicio que se utilizará.


Dijo que la colocación de los brazaletes tiene como objetivo los casos ligados a la violencia de género, libertad condicional, prisión domiciliaria o en otros casos donde existan medidas de coerción y se apliquen garantías económicas, impedimentos de salida del país y otras restricciones.


Manifestó que se trata de un sistema novedoso que será implementado por primera vez en el país, y que su puesta en marcha podría ser de mucho beneficio en las labores de persecución del crimen por parte del Ministerio Público, pero mucho más para el sistema penitenciario nacional.


El procurador genearl Domínguez Brito agregó que todavía ninguna compañía se ha acercado para ofertar el servicio, pero que para hacerlo deben tener un capital mínimo de 15 millones de pesos y contar con al menos 500 localizadores.