enfeLas enfermeras del país celebran su semana aniversario, pero en medio de serias y angustiantes precariedades económicas. Ejemplo de ello es que el 70% de las 16,695 personas que trabajan en los servicios de enfermería y que figuran en la nómina pública viven en condiciones de pobreza y sin vivienda propia, de acuerdo con informaciones de los gremios.


El Sindicato Nacional de Servicio de Enfermería (Sinatrae), la Unión Nacional de Enfermería (Unase), la Unión Nacional de Enfermería Dominicana (Unased) y la Asociación de Enfermería del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (AEIDSS) aseguran que las condiciones de vida de las enfermeras es cada día peor.


El salario base de las enfermeras auxiliares es de RD$12,790 y el de las licenciadas de RD$16,500, más incentivos por tiempo en servicio y productividad.


Para Bolívar Santa, de AEIDISS, las enfermeras dominicanas son de las profesionales peor pagadas del país, una de las razones por las que actualmente viven en condiciones de pobreza.


De acuerdo con Julio César García Cruceta, presidente de Sinatrae, en el país hay un déficit de alrededor 25 enfermeras, siendo el tercero del continente América con menos enfermeras en los hospitales, y uno de los de más carga laboral, ya que hay dos por cada 10,000 habitantes.


El gremialista observó que dicho déficit es indicador del bajo nivel de importancia que las autoridades del Ministerio de Salud tienen de los servicios de enfermería, ya que es sabido que las enfermeras juegan un papel determinante en la recuperación de los pacientes en cama.


Rafael Figueroa, de Unased, dijo que a pesar de ser trabajadoras de la salud, al quedar sin empleos las enfermeras quedan excluidas de los beneficios de la seguridad social.