168302-620-282La adolescente, de 14 años, invitó a comer a los amigos de su marido, con el que la casaron a la fuerza, y después puso raticida en el arroz que les sirvió.


El marido y tres de sus amigos fallecieron poco después en el hospital, tras lo cual la muchacha confesó el crimen.


Una adolescente nigeriana de 14 años ha confesado haber matado a su marido, de 35 años, y a tres de sus amigos tras envenenar su comida con raticida por haber sido víctima de un matrimonio forzoso, según han informado este viernes las autoridades nigerianas.


La niña habría invitado a una decena de amigos de su marido para realizar una celebración y aprovechó la situación para colocar el veneno en un plato de arroz. El marido de la adolescente y tres de sus amigos fallecieron poco después en el hospital, según ha informado el diario The Daily Mail.


El subcomisario Musa Magaji Majia ha explicado que la adolescente ha confesado el crimen y ha relatado que había sido casada a la fuerza y que no quería a su marido.


El matrimonio infantil es muy común en Nigeria, en especial en el norte del país, de mayoría musulmana.


Las cifras de este tipo de uniones aumentan en tiempos de sequía, al pagarse una dote por la novia y suponer una boca menos que alimentar para las familias.