imageHORLIVKA, Ucrania.- La policía y las fuerzas de seguridad de Ucrania son “incapaces” de sofocar la agitación en Donetsk y Luhansk, regiones orientales fronterizas con Rusia, donde grupos armados prorrusos han tomado edificios de gobierno, declaró el presidente ucraniano Oleksandr Turchinov.


Turchinov declaró en una reunión con gobernadores regionales que ahora el objetivo es impedir que la agitación se propague a otros territorios , principalmente al centro y sur del país. “Los organismos de seguridad son incapaces de cumplir su deber de proteger a los ciudadanos”, dijo el presidente, quien agregó que algunos miembros de dichas unidades ayudan y cooperan con las organizaciones “terroristas”.