imageSANTO DOMINGO.- El 13 de abril pasado, la empresa TelexFREE se declaró en bancarrota en el Tribunal Federal de Quiebras del Distrito de Nevada, en Estados Unidos.


En su solicitud, la empresa detalla los nombres y las partidas, y hasta los teléfonos y correos, de los mayores y primeros 30 acreedores, o (lo que para el caso es lo mismo) confiados ex clientes.


El tercer mayor acreedor de la lista es un dominicano que vive en La Romana, el cual le confió a TelexFREE US$438,318.66, equivalentes a RD$18.9 millones.


Pero en la demanda que se incoa a la empresa, en el estado de Massachusetts, en Estados Unidos, se informa que por las inversiones realizadas por los clientes hambrientos de elevadas rentabilidades, ésta generó pasivos por unos US$1,000,000 millones.


Pero estas inversiones generaron derechos que a la fecha en que se incoó la demanda, el 15 de abril de 2014, junto al capital original, se elevan a un monto de US$3,997.2 millones.


TelexFREE ha sido acusado de operar un negocio piramidal del US$1,000 millones.


En Estados Unidos, el secretario de Estado de Massachusetts, William F. Galvin acusó a la empresa de atraer a los residentes de ese estado a invertir US$90 millones en el plan. Específicamente ha ofertado sus servicios a los inmigrantes en ese país.


También ha operado en República Dominicana, Brasil, Perú, México, Rusia, China, Colombia, Italia, desde donde sus ofertas han sido seguidas masivamente, según los reportes de Google Trends.


El analista financiero Alejandro Fernández estima que el 6% de las visitas a las páginas de lo que denomina “la TeleEstafa” se originó en República Dominicana. En sus artículos de Argentarium, publicados en Diario Libre, explicaba los riesgos de invertir en esa empresa, y pronosticaba el derrumbe de ese negocio piramidal.


En República Dominicana, TelexFREE operaba a a la luz del día, donde disponía de un local. Ofertaba elevadas ganancias a través de unos 8 tipos de negocios, siendo el más curioso el de ganar dinero sólo por colocar publicidad en la Web.


En la Oficina Nacional de Propiedad Industrial (ONAPI) aparece con dos registros, el 36578 y 365907, bajo los nombres de “TelexFREE” y “TelexFREE Dominicana”, del 13 y 16 de septiembre de 2013, respectivamente. En ambos aparece como una empresa “de publicidad al más alto nivel, difusión de publicidad vía Internet, tecnología de punta en general, y sistemas modernos electrónicos para conectar publicidad con el mundo”.


El Estado no vigila


No es la primera vez que en República Dominicana surgen empresas de tipo piramidal, prometiendo ganancias exorbitantes a las personas que les confían sus ahorros. De hecho, en 2008, tras la estafa contra ahorristas dominicanos, cometida por tres mexicanos, y su empresa ODNUM, la Superintendencia de Valores emitió una resolución donde reconocía que era parte de sus funciones vigilar este tipo de operaciones. A la sazón se trataba de inversiones en el mercado FOREX. Pero ni la SIV, ni el Estado vigilan.