Schumacher, consciente por momentosMichael Schumacher comienza a despertarse. Así lo anunció este viernes en un comunicado Sabine Kehm, la que fue su portavoz durante toda su trayectoria en las carreras y que lo sigue siendo ahora que el alemán, de 45 años, pelea desde por su vida desde finales del año pasado. “Michael está progresando en su camino, y pasa por momentos de consciencia y se despierta.


Estamos a su lado en esta lucha tan difícil, junto a todo el personal del hospital de Grenoble”, se leer en la nota. En ella también se deja claro que esta mejoría no implica que el mito más grande que ha dado nunca el automovilismo vaya a ser trasladado de allí, al menos a corto plazo.


Schumacher permanece en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario de la ciudad francesa desde que el pasado 29 de diciembre ingresara allí como consecuencia del accidente de esquí que sufrió aquel mismo domingo por la mañana.


Después de desayunar, el alemán salió de su refugio invernal en la estación alpina de Méribel con su hijo, Mick, y unos amigos.


En un momento dado traspasó los limites balizados entre dos pistas, una azul y una roja, perdió el control de los esquís y se precipitó de cabeza contra una roca.


Tras un primer reconocimiento fue trasladado en helicóptero al hospital de Moutiers, aunque un poco más tarde fue movido de nuevo, esta vez al centro médico de Grenoble, especializado en traumatología, donde ya llegó en coma.


A partir de ese momento y hasta ahora, los doctores que se han hecho cargo de él le han sometido a dos operaciones cerebrales, realizadas en los dos días posteriores a su llegada, con tal de estabilizarle en la medida de lo posible y reducirle los edemas provocados por el tremendo golpe que se dio, además de tratar de reducirle la presión intracraneal.