El senador Prim Pujals reintrodujo este martes un proyecto de ley que prohíbe los establecimientos dedicados a la venta de bebidas alcohólicas y otras sustancias tóxicas en los alrededores de centros educativos.


Durante una rueda de prensa, el legislador sostuvo que dicho proyecto fue sometido hace siete años y estudiado por la Comisión de Justicia pero perimió.


Indicó que la pieza fue sometida con modificaciones acorde a la nueva Constitución, pero las motivaciones son las mismas.


“Lo estamos reintroduciendo porque la opinión pública se ha hecho eco de esa necesidad,  de que apruebe una ley que elimine estos antros de diversión donde hay bebidas, drogas, sexo y donde la juventud a veces tergiversa su vocación y deja los estudios”, dijo.


Manifestó que tanto los estudiantes como los residentes en esas zonas quieren vivir en tranquilidad y que estos establecimientos atentan contra la paz y las buenas costumbres.


“Este proyecto viene a llenar una necesidad sentida del pueblo dominicano, que exige que esos sitios sirvan solamente para estudiar y no para desviar a los estudiantes a su vocación hacia el estudio”, sostuvo.


El proyecto de ley prohíbe la permanencia de los establecimientos dedicados a la venta de bebidas alcohólicas y otras sustancias tóxicas como son: bares, centros nocturnos de diversión, bancas, juegos de apuestas y colmadones, dentro de un perímetro de 500 metros, donde se encuentren ubicadas escuelas, colegios, universidades o cualquiera otros centros dedicados a la enseñanza que afecte a la población estudiantil.