imageSantiago.-Un juez de la Oficina de Atención Permanente del Juzgado de la Instrucción dictó un año de prisión preventiva contra José Miguel Sarante Bretón,  acusado de contratar dos sicarios para ultimar a tiros al abogado Amancio Herrera Turbí.


La magistrada Clara Vargas encontró elementos suficientes contra Sarante Bretón para enviarlo al penal de Rafey.


El crimen ha llamado la atención del Colegio de Abogados que reclamó esclarecer el hecho y apresar a los dos autores materiales.


Hasta el momento, se ha establecido que el móvil del crimen fue la negativa de Sarante Bretón de pagar la suma de dos millones de pesos por servicios prestados en un caso familiar que incluía separación de bienes.


Las autoridades intentan dar con el paradero de los sicarios.


Herrera Turbí fue ultimado el pasado jueves, cuando llegaba a su oficina de abogados ubicado entre las avenidas Las Carreras y Francia.