15d4bcd4ee2383c43ca162891004733bLa Fiscalía emitió orden de captura contra la exnovia de Alejandro Correa, el joven que falleció el pasado 9 de abril por un paro cardiorrespiratorio sufrido después de un ataque con ácido que comprometió el 90% de su cuerpo. Al parecer, la mujer habría contratado dos hombres para que atentaran contra Correa, quien se habría negado a ir al altar.


En medio de la incertidumbre que vive Colombia, indignada por los más recientes ataques con ácido, un giro inesperado dio la investigación de la muerte de Alejandro Correa Castaño, el joven que murió el pasado 9 de abril por un paro cardiorrespiratorio sufrido después de que le arrojaran un agente químico que comprometió el 90% de su cuerpo. En un principio se creyó que todo había sido producto de un atraco, sin embargo, la Fiscalía emitió hoy orden de captura contra la exnovia de Correa y maneja la hipótesis de que la mujer estaría detrás del atroz crimen porque, supuestamente, el joven de 21 años no se quiso casar con ella.


Entre sus primeros señalamientos, la familia de Correa dijo que el ataque tenía tintes pasionales. Cecilia Castaño, madre de Alejandro, dijo días después de los hechos que su hijo había sido víctima de los celos de una expareja de la mujer que lo acompañaba el día del ataque. “Él estaba metido con una señora que no debía. Porque esa señora tiene hogar y tiene tres hijos. Era por venganza. No fue por robarle”, fueron las palabras de Castaño.


Sin embargo, Aura Luz Vélez, quien caminaba junto a Correa ese 8 de abril a las 8:30 p.m. por una calle del municipio La Estrella (Antioquia), aseguró que nunca tuvo una relación sentimental con la víctima y que esa noche ambos fueron abordados por un hombre que los hizo tirar al piso, les quitó sus pertenencias y finalmente le echó ácido de batería a Alejandro sin razón alguna. Estas afirmaciones fueron respaldadas por los hijos de Vélez, Andrés y Tomás, quienes señalaron que el crimen “fue por robarle; ahí no hay otro motivo”.


Hasta el momento, las pesquisas de la Fiscalía han arrojado que no sería una antigua pareja de Aura Vélez la que estaría detrás del ataque, sino la exnovia de Alejandro, quien habría contratado a una persona para que le arrojara ácido al hombre que se negó a ser su esposo. En estos momentos las autoridades están tras la pista de la mujer y de un sospechoso que, según la Policía, tiene entre 38 y 48 años. Días después de los hechos, el alcalde de La Estrella, Juan Diego Echavarría, anunció una recompensa de $50 millones para quien entregara información o colaborara con la captura de los responsables.


Cabe recordar que Alejandro Correa murió debido a un paro cardiorrespiratorio horas después del ataque. En un principio fue atendido en una clínica en el municipio de Itagüí, pero por la gravedad de sus heridas tuvo que ser remitido a Medellín, al Hospital San Vicente Fundación, lugar al que llegó consciente pero con signos vitales muy bajos y estado neurológico alterado. Según los médicos, los gases y residuos de ácido que quedaron en su cuerpo habrían ocasionado su fallecimiento.


Pero las revelaciones en el caso de Alejandro Correa no son las únicas. Esta semana se conoció que el supuesto ataque contra una mujer en Bosa (Bogotá) identificada como Inés Carrillo se debió a un accidente casero y que sus familiares habrían intentado engañar a las autoridades con el fin de cobrar la recompensa. La Fiscalía archivó esta investigación y la Unidad contra Falsos Testigos ordenó iniciar un proceso contra Carrillo y sus familiares. En los videos en poder de las autoridades en ningún momento se observa el supuesto ataque por la espalda, tanto así que la misma mujer acudió días después a la Policía a contar la verdad de los hechos. Algo insólito en un país que aún no olvida el ataque a Natalia Ponce, otra de las más recientes víctimas.