140403173636_wet_hair_304x171_thinkstockCuando la luz impacta en la cabeza seca, una parte de la luz es absorbida por el pigmento del pelo y otra parte se refleja y es percibida por el ojo humano.


El agua, que es una película delgada y transparente, absorbe muy poca luz por sí misma.


Pero cuando la luz llega a una cabellera mojada, parte de la que se refracta desde la superficie del pelo “golpea” la superficie interna de la película de agua en el ángulo adecuado para ser reflejada o refractada otra vez contra el pelo.


Esto crea una segunda instancia para que la luz sea absorbida, lo que hace que el pelo se vea más oscuro.