presoLa Policía sometió ayer a la justicia a los dos hombres acusados de porte ilegal de arma de fuego y otros delitos, quienes denunciaron que fueron torturados en el destacamento de Los Rieles, en Los Alcarrizos.


Luis Manuel Lember Martínez y Eduardo Luis Cruz fueron llevados al Palacio de la Policía, con serias lesiones y heridas, supuestamente ocasionadas por agentes en el mencionado destacamento y posteriormente fueron remitidos a la Fiscalía de la Provincia Santo Domingo.


Lember Martínez, quien tiene un disparo en la pierna izquierda, narró a el Caribe que en ese destacamento le introdujeron un candado en la herida y que no ha recibido una atención médica correcta. Dijo que sólo le taparon la herida y no lo medicaron cuando fue llevado al hospital de Las Caobas.


Carmen Celia Martínez, madre de Luis Manuel, y Eduardo Cruz Ramírez, padre de Eduardo Luis Cruz, responsabilizaron de la tortura a un teniente sólo identificado como Vitiño y a un raso.


Señalan que los golpes se lo dieron en el destacamento de Los Rieles y que los amenazaron con formularles un expediente si acudían a la prensa.


Paola Peña, novia de uno de los arrestados, quien dijo ser propietaria del vehículo donde supuestamente incautaron “la cacha” de una pistola, refirió que su pareja salió a comprarle unos medicamentos debido a que tiene fracturas en una pierna y que próximo a su residencia los agentes arrestaron a los dos jóvenes. Dijo que también fue víctima de agresión por parte de los agentes.


La jefatura policial ordenó investigar el caso e informó que de ser cierta, aplicarán las medidas disciplinarias correspondientes a los responsables.