imageEl Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo llamó ayer a las autoridades a darle respuesta a la situación generada por la presencia de centros de expendio de bebidas alcohólicas cerca de las universidades.


“Las denuncias que provienen de los sectores directamente afectados, y las opiniones que se han levantado, obviamente reflejan un malestar al que las autoridades públicas desde cada una de sus responsabilidades deben atender y deben darle respuesta”, dijo César Pina Toribio sobre la proximidad de colmadones y drinks a centros de estudios.


En tanto que, para el titular de la procuraduría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Andrés Chalas, esta problemática no sólo afecta a las universidades, sino que se extiende a las escuelas públicas y a muchos colegios privados, donde asisten miles de estudiantes que constituyen una población cautiva para el consumo de las bebidas alcohólicas.


Agregó que el expendio y consumo de estas bebidas en la forma que normalmente se produce en estos centros, trae consigo varios problemas, entre ellos la contaminación sónica, la ocupación de espacios públicos y la inseguridad ciudadana.


Reiteró que “los ayuntamientos o gobiernos locales deben cumplir las atribuciones que les otorga la Ley 176-07 sobre el Distrito Nacional y los Ayuntamientos, en cuanto a las regulaciones de uso de suelo, toda vez que para instalar un establecimiento comercial o cualquier infraestructura, se requiere un permiso de uso de suelo que lo otorga el ayuntamiento correspondiente”.


Varios artículos de esta norma establecen la responsabilidad de los ayuntamientos en el uso del suelo. Uno de estos es el 19 que entre las competencias del ayuntamiento incluye: normar y gestionar el espacio público, tanto urbano como rural; ordenamiento del territorio, planeamiento urbano, gestión del suelo, ejecución y disciplina urbanística; construcción de infraestructuras y equipamientos urbanos y pavimentación de las  vías públicas urbanas.