imageDesde el 25 de abril los teléfonos celulares de Nokia cambiarían su nombre por el de Microsoft Mobile .


Esta acción obedece al acuerdo en que Microsoft desembolsará más de 5 mil millones de euros para quedarse con las actividades de telefonía móvil y diferentes derechos de patentes de la firma finlandesa.


Con esta negociación, la empresa fundada por Bill Gates pretende igualar fuerzas con firmas como Apple, Samsung o Google. Por otra parte, Nokia se enfocará en el mercado de los servicios y en la manufactura de materiales para operadores de redes .


Cabe recordar que Nokia fue soberano de la telefonía móvil hasta que en el 2012 fue superada por Samsung.


Según comunicaron desde Microsoft, “esta adquisición ayudará a Microsoft a acelerar la innovación y al crecimiento del mercado de Windows Phone. Además, esperamos con interés la introducción de los próximos mil millones de clientes de servicios de Microsoft a través de teléfonos móviles Nokia”.