imageNUEVA YORK.– Un niño autista hispano de dos años de edad, se salvó milagrosamente, al caer desde la ventana de un apartamento situado en el tercer piso de un edificio en la Calle Chrystie en el sector Bowery en el Bajo Manhattan. Su cuerpecito, cayó encima de la cubierta de un depósito de basura, en la parte trasera de la estructura.


El bebé, fue identificado como Jayvin Cruz, quien sufrió fracturas en el cráneo, heridas y contusiones en distintas partes del cuerpo.


Fue ingresado en el hospital Bellevue de Manhattan.


Los investigadores dijeron que la caída del menor, se produjo a las 1:30 de la madrugada del martes, desde la ventana que no tiene la obligatoria reja de seguridad.


El niño se mantiene estable en cuidados intensivos y con un cuello ortopédico.


Vecinos residentes en el edificio, dijeron que fueron despertados por los gritos de la madre del autista, Vicenta Lengual de 24 años de edad.


Carmen Fernández, de 59 años y una de las inquilinas, relató que gracias a Dios, el niño cayó encima de la cubierta de la basura y no directamente en el piso de hormigón, donde su suerte, probablemente, habría sido otras.


El pequeño, comía papitas fritas, cuando algunos trozos se le cayeron en el piso. La madre, comenzó a limpiar y sintió un chasquido, pero cuando se dio la vuelta para verificar si el niño seguía en la sala, se dio cuenta de que había caído por la ventana.


El papá del menor, Norberto Cruz, estaba durmiendo en un sofá de la sala, en el momento del accidente.


La abuela del menor, dijo que el casero se comprometió a instalar la seguridad en la ventana, pero todavía no ha hecho nada, lo que permitió la caída del menor.