imageMéxico, DF.-El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, negó que la propuesta de reforma para descentralizar el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) signifique la privatización del servicio de agua potable, aunque reconoció que se prevé la participación de la iniciativa privada en distintos esquemas de financiamiento.


“No hay ningún esquema de privatización, sino de modernización; es la primera vez que se va a tener un plan hídrico para la ciudad de largo alcance, transexenal”, cuyo propósito es dar garantías de abasto, suministro equitativo y de calidad en la prestación del servicio, afirmó en conferencia de prensa.