74165e2e9f285fac3a6080fa9e17a338_620x412Ligia Amada Melo abogó por una ley que prohíba la instalación de centros de bebidas alcohólicas cerca de las universidades. La ministra de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt) expresó que existe la necesidad de enviar al Congreso Nacional un proyecto de ley que prohíba, terminantemente, que ese tipo de negocios operen cercanos a las academias universitarias.


Melo dijo que si ninguna otra autoridad somete esa iniciativa, ella estaría dispuesta a hacerlo.


“Yo considero que ya hay que aplicar fuerza mayor y la fuerza mayor sería un proyecto de ley, si alguien no lo hace yo estoy dispuesta a hacerlo y someterlo al Congreso”, sostuvo.


La funcionara habló en estos términos al ser cuestionada sobre el trabajo que publicó el Caribe, que señala que varias universidades del distrito están arropadas por centros de diversión.


Además, Melo consideró que las alcaldías deben ser más rigurosas en el control de esos establecimientos comerciales. “Yo creo que en primer lugar esto le toca directamente al Ayuntamiento, que como gobierno de la ciudad debe ser fuerte”, dijo Melo, quien observó que esos negocios operan cerca de las universidades porque los estudiantes son una población cautiva.


De su lado, el vicerrector ejecutivo y director del Recinto Santo Domingo de Guzmán de la Universidad Tecnológica de Santiago, Pedro Gil Iturbides, lamentó que la situación sea permitida por las autoridades.


Dijo que los estudiantes, sobre todo los de la tanda nocturna, confrontan graves problemas para concentrarse en las aulas debido al ruido que provocan los centros de bebidas ubicados en los alrededores del centro.


“Específicamente los días jueves, viernes y sábado, se hace imposible la docencia. Además tenemos que soportar vehículos con altoparlantes promocionando bebidas e incluso pleitos en algunas ocasiones”, dijo el Gil Iturbides.


Pidió a los legisladores someter un proyecto de ley que limite la distancia de los centros de bebidas con las universidades.