milSantiago.– El jefe de seguridad del Hospital Regional José María Cabral y Báez murió electrocutado al hacer contacto con un cable eléctrico, en un hecho ocurrido la noche del martes en su residencia del sector Cienfuegos.



Se trata del capitán del Ejército Nacional Ernesto de Jesús Batista, de 37 años. De acuerdo a las versiones, el militar trabajaba en corregir la falla eléctrica de una nevera, debido a los altos voltajes que se producen en la zona.


Batista murió mientras recibía atenciones médicas en un centro de salud.


El oficial apenas llevaba dos semanas que se había mudado en la barriada.