armasSAN SALVADOR, El Salvador (AP).- Tres pandilleros y un taxista fueron abatidos a balazos el lunes pocos minutos después de salir del calabozo de la policía en la periferia norte de la capital y otro pandillero recibió varios impactos de bala pero sobrevivió y fue trasladado a un hospital, informó la policía.



Los pandilleros acababan de salir de la Policía Nacional Civil y se desplazaban en un taxi, pero a pocos metros del lugar fueron interceptados por un grupo de hombres armados, supuestamente de pandillas rivales, que los atacaron con pistolas de 9mm.


El comisionado de la policía, Mauricio Arriaza Chicas, informó que tres de las víctimas eran miembros de la pandilla Barrio 18 y se desconoce si el taxista tenía alguna relación con las pandillas.


Arriaza Chicas reveló que otro pandillero resultó de bala, pero no se relevó su identidad y la policía lo está protegiendo.


Los pandilleros iban acompañados de dos mujeres, que resultaron ilesas.


Las primeras investigaciones indican que un grupo de supuestos pandilleros los estaba esperando en las proximidades del puesto policial y que al verlos les dispararon. El taxi tenía al menos 30 impactos de bala.


En otro hecho de violencia, la policía reportó que tres mujeres fueron heridas de bala en las cercanías de un mercado del populoso municipio de Apopa, al norte de San Salvador. La policía investiga los móviles del ataque.


Entretanto, las autoridades informaron que durante la Semana Santa hubo 73 homicidios en todo el país, cifra superior a los 44 del mismo período del 2013.


Según estadísticas de la policía, del 1 de enero al 20 de abril se registraron 967 homicidios, un promedio de 8,79 por día.


En El Salvador las pandillas establecidas en barrios populosos tienen más de 70.000 jóvenes, adolescentes, hombres y mujeres. Más de 10.000 están presos.


Más del 50% de los homicidios que ocurren en el país se atribuyen a las pandillas y 35% de las víctimas corresponde a miembros de esas organizaciones delictivas.