imageAl menos 83 personas murieron este jueves  en enfrentamientos y bombardeos en las provincias sirias de Alepo y Deraa, en el norte y el sur del país, respectivamente, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.


Al menos 54 personas fallecieron en la ciudad de Alepo y en localidades de su periferia, la mayoría por ataques aéreos. El ataque más mortífero se produjo en la población de Atareb, donde al menos treinta personas perecieron en un bombardeo de la aviación militar en un mercado.


En Alepo, seis menores de edad, una mujer y cinco hombres perdieron la vida por el impacto de barriles de explosivos arrojados por helicópteros del régimen contra el barrio de Karm al Bik.


Otras cuatro personas murieron en áreas de los alrededores de Alepo en ataques similares o por la caída de proyectiles lanzados desde tierra. En esta provincia, al menos ocho milicianos islamistas fallecieron en combates contra las fuerzas gubernamentales, agregó el Observatorio.


Por otro lado, en Deraa, los choques entre ambos bandos se cobraron la vida de 29 rebeldes en la localidad de Tal Yabía. Los insurgentes son en su mayoría miembros del Frente al Nusra, vinculado a Al Qaeda , y del Movimiento Islámico de los Libres de Sham (Levante).


Más de 150.000 personas han muerto desde el inicio del conflicto en Siria, en marzo de 2011, según cifras del Observatorio.