PERTH, Australia.- El primer ministro de Malasia dijo que su país “no tendrá descanso” hasta que se aclare el misterio del vuelo MH370, desaparecido hace un mes y objeto de la búsqueda internacional “más difícil de la Historia” según Australia.


“Queremos hallar respuestas. Queremos reconfortar a las familias y no tendremos descanso hasta que se encuentren las respuestas”, declaró Najib Razak en una visita al centro de operaciones de las búsquedas, en Perth, en la costa australiana occidental, de donde parten barcos y aviones.


Pero por el momento, pese a cientos de objetos flotantes detectados por imágenes vía satélite en el sur del océano Índico, los buques de los ocho países que participan en las operaciones no han encontrado ningún resto del Boeing 777 de Malaysia Airlines.


El avión desapareció el 8 de marzo con 239 personas a bordo. El 25 de marzo, Malasia anunció oficialmente que “acabó en el sur del océano Índico”.


La búsqueda, a unos 1.850 km al oeste de Perth, están coordinadas por Australia, con gran experiencia en la vigilancia de zonas marítimas extensas.


Pero “es una operación muy difícil, la más difícil de la Historia”, declaró el primer ministro australiano, Tony Abbott. “Cada día hacemos el puzzle con pequeños elementos de información. Y cada día sabemos algo más sobre lo que pudo haber ocurrido en su vuelo fatal”, agregó. El MH370, que partió de Kuala Lumpur con destino a Pekín, se desvió de su plan de vuelo inicial y puso rumbo hacia el oeste, sobrevolando Malasia, hacia el estrecho de Malaca.