1398094432_847617_1398094586_miniatura_normalLa Semana de Filosofía arrancó esta mañana en Pontevedra su XXXI edición con renovados bríos combativos ya en el tema central, “filosofía y revolución”, cuyo primera manifestación ha sido la del filósofo Santiago Alba Rico, preocupado por el efecto sedante de las redes sociales en la conciencia cívica y voz contra la pretendida neutralidad de la revolución tecnológica. “Tienen un efecto aletargador, adormercedor como el opio del pueblo”, opinó el ponente.


En su intervención, recogida por Europa Press, Alba alertó contra la posibilidad de “asumir acríticamente el carácter emancipador mecánico de las nuevas tecnologías” y llamó la atención sobre la concentración empresarial de las empresas del ramo “en manos de una elite muy pequeña, que es quien realmente determina su curso, y no los usuarios”.


“La red es como un monstruo tentacular que se ha integrado en nuestras entrañas hasta el punto en el que es difícil distinguir el latido de nuestro corazón de los múltiples sonidos que emite el ordenador cuando estamos conectados”, comparó el ponente, que reside en Túnez desde finales de los ochenta.


Con esa experiencia, ha restado valor al discurso de que las llamadas primaveras árabes –fuesen “resultado de las nuevas tecnologías”, sino más bien una victoria sobre ellas. Guionista de programas de culto de la TVE de los ochenta, como ‘La bola de cristal’, Alba juzgó “impensable” un programa del estilo en la televisión actual “que apela a las vísceras”.


La Semana de Filosofía, que organiza el Aula Castelao, se extenderá hasta el viernes con la presencia de figuras del pensamiento crítico como el inglés Terry Eagleton, estudioso del marxismo y su adaptación contemporánea, y revolucionarios del pasado como el portugués Otelo Saraiva de Carvalho, protagonista de la revolución de los Claveles.


Mozambique o Venezuela también estarán presentes en las alocuciones, con espacio para el ecologismo y otros espacios de revuelta con el fin de que la ciudadanía, según expresó la coordinadora del Aula, Ana Regueira, repudie la idea de que es ella la culpable de los recortes de derechos y asuman tal rol “con la creencia de que no existen alternativas”.