ffjhcjSANTO DOMINGO.- El presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial, Mariano Germán Mejía, advirtió que los casos mal instrumentados, la violación en el cuidado de la cadena de custodia de la pruebas y el descuido de la legalidad de los procesos antes de que estos lleguen a los jueces, no deben continuar si se quiere garantizar una verdadera justicia.


Argumentó que resulta muy fácil salir a denunciar que la judicatura es la culpable de emitir sentencias que no siempre complacen a la opinión pública.


“Es nuestra obligación dejar establecido que todas las instancias involucradas en el servicio jurisdiccional tienen necesariamente que asumir de manera responsable su rol”.


Asimismo, reveló que recientemente solicitó a la Procuraduría General de la República, a la Policía Nacional y a la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) que establezcan las medidas oportunas y prudentes para presentar los casos con la menor cantidad de errores posible.


Planteó que la correcta administración de justicia respeta el principio de presunción de inocencia que es una garantía para que los procesos judiciales se realicen apegados a la ética y la transparencia.


Al hablar durante un encuentro con los periodistas que cubren la fuente judicial, manifestó que ese poder del Estado es el último eslabón del proceso de justicia, y aunque reconoce que existen debilidades, especificó que “estamos revisando con mucho detenimiento las motivaciones de la sentencia que crean interrogantes a la sociedad para determinar si se actuó apegado al debido proceso”.


Germán Mejía afirmó que en los hallazgos del Poder Judicial han determinado que la mayoría de las sentencias que emiten los jueces se bastan por sí mismas, y que en los casos que se han encontrado anomalías se está procediendo a profundizar las investigaciones.


“Mis consideraciones no transitan hacia la búsqueda de culpables, sino a que cada uno de los que participamos en garantizar la paz social asumamos nuestras responsabilidades respectivas; procuramos que el trabajo se lleve a cabo de manera mancomunada, ya que sólo así podremos ofrecer con calidad”.


Resaltó la obligación de dejar establecido que todas las instancias involucradas en el servicio jurisdiccional tienen necesariamente que asumir de manera responsable su rol.