Todo el clan Kardashian está en Tailandia para unas mini vacaciones que se verán en la próxima temporada de su famoso reality. Las actividades del viaje: algo de trabajo, mucho descanso y miles de selfies, obvio.


¿Y qué mejor autofoto que una con un elefante de fondo? En eso estaba Kim, muy producida ella, cuando el animalito se le rebeló. Miren esta secuencia de imágenes, muy simpáticas por cierto.