AF576F05-95DA-47B7-9451-C0CB8B6CADC5Con el objetivo de evitar ser detenidos por las autoridades, desde la tarde de ayer una apreciable cantidad de haitianos residentes en San Víctor, Moca, ha preferido abandonar el lugar, tras el inicio de la investigación para determinar los extranjeros que el Viernes Santo profanaron la bandera dominicana, mientras realizaban un ritual vudú en una calle de allí.


De su lado, el fiscal mocano, José Aníbal Carela, informó esta mañana que se encuentran bien avanzadas las investigaciones que realizan sobre el particular, en cuya labor también participan agentes de la Policía.


La acción del grupo de haitianos, calificada como “un acto bochornoso” por el representante del Ministerio Público en esa ciudad, se produjo en horas de la tarde del referido día, en la denominada “Esquina Caliente”, de San Víctor.


En ese lugar, alrededor de 20 haitianos se congregaron y, provistos de instrumentos musicales del folklore de su país, tocaban, cantaban y bailaban, mientras uno de ellos lo hacía sosteniendo en sus manos la bandera dominicana. Luego la colocó en el suelo y sobre ella puso dos pedazos de palos en forma de cruz, procediendo todos a danzar en su alrededor por casi un minuto, mientras reían e ingerían bebidas alcohólicas.


Sin embargo, al enterarse ayer que el fiscal Carela iba a investigar la acción, con la promesa de apresarlos para someterlos a la justicia o propiciar su deportación, una gran parte de los haitianos residentes en el lugar, incluso algunos que no tuvieron que ver con el acto, han preferido abandonar la comarca.


La autoridad judicial dijo que tiene la esperanza de dar con los responsables de la profanación del lienzo patrio en los próximos días y que actuará de esa manera en función de lo establecido en el artículo 12 de la Ley sobre Símbolos Patrios, la que prohíbe cualquier ultraje o profanación a la Bandera Nacional. Mientras que el artículo 18 de la dicha ley especifica sanción a los actos de irrespeto o ultraje a los símbolos patrios y cualquier otra violación similar. Las sanciones consistirán en castigo con pena de prisión de uno a tres meses y multa equivalente de 30 a 50 salarios mínimos o ambas a la vez.