imageLa falta de actividad física se ha convertido en uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas y mortales como cáncer, diabetes y accidentes vasculares, aseguró la investigadora de la Harvard Medical School y de la Harvard School of Public Health, I-Min Lee.


En la inauguración del Quinto Congreso Internacional de Actividad Física y Salud Pública que se desarrollará en esta ciudad, señaló que cada año se registran cerca de cinco millones de muertes atribuibles a problemas desencadenados por la inactividad física.


La científica originaria de Malasia enfatizó que de acuerdo con diversas investigaciones, entre el 6 y el 10 por ciento de la ocurrencia de casos de enfermedades crónicas tienen su origen en la falta de ejercicio . Y es que de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, al menos 31 por ciento de la población mundial no realiza el mínimo de ejercicio necesario para conservar una buena salud, es decir al menos 30 minutos de actividad moderada por cinco días a la semana. 


Explicó que con base en datos estadísticos y otras fuentes de información se hizo una proyección del riesgo relativo entre personas que realizan actividad física y aquellas que no hacen ninguna actividad para evaluar que tan propensos son de desarrollar alguna enfermedad crónica El resultado fue preocupante, pues del 6 al 10 por ciento de las principales enfermedades crónicas en el mundo se pueden atribuir directamente a la inactividad física.


“Si pudiéramos por un momento eliminar toda la inactividad física en el mundo y que la gente se activara podríamos evitar cerca de 5.3 millones de muertes en un año”, refirió Lee. Finalmente, puntualizó que es necesario profundizar en los estudios sobre el nivel de ejercicio que hay en cada país, así como una medición más realista de los niveles de actividad, no sólo activo e inactivo, para tomar mejores decisiones.