imageLos tribunales y Centros o Unidades de notificación podrán realizar notificaciones, citaciones y comunicaciones judiciales, en materia laboral, a través del correo electrónico.


Así lo dispuso el Consejo del Poder Judicial mediante la resolución número 01-2014, que establece el “Reglamento para la Tramitación de las Notificaciones, Citaciones y Comunicaciones en Materia Laboral”.


El artículo 23 del documento indica que “siempre que las partes o sujetos interesados lo hayan solicitado en forma expresa e inequívoca, los tribunales y centros o unidades de notificaciones, citaciones y comunicaciones podrán realizar notificaciones, citaciones y  comunicaciones judiciales a través del correo electrónico”.


Para estos fines, dice el párrafo primero del referido artículo, el Poder Judicial lo hará a través de un servidor de correo electrónico dotado de un dispositivo de seguridad que permita que los actos del proceso enviados por este medio lleguen a sus destinatarios íntegramente y sin alteraciones.


Además, explica que el Poder Judicial establecerá las políticas de acceso a dicho servidor, lo cual estará a cargo del Departamento de Informática del Consejo del Poder Judicial.


También indica que los centros o unidades de notificaciones, citaciones y comunicaciones y los secretarios de los distintos tribunales y el personal que para ello se designare, que tengan acceso a Internet, se dotarán de cuentas de correo electrónico proporcionadas por el Poder Judicial para la remisión de este tipo de mensajes.


El Consejo del Poder Judicial también dispondrá, según el reglamento, la colocación de casilleros judiciales en cada Palacio de Justicia y despachos judiciales, a través de los cuales los abogados adscritos podrán recibir notificaciones, citaciones y comunicaciones judiciales.


La unidad de notificaciones es una oficina de apoyo a los tribunales que funcionará en los  departamentos y distritos judiciales donde se disponga su creación.


Argumentos del reglamento


El Consejo entiende que las vías telemáticas (teléfono, facsímil, Internet, correo  electrónico) constituyen un medio de comunicación de fácil acceso y de uso común, por lo cual deben ser utilizadas como un recurso efectivo para realizar notificaciones y comunicaciones y transmitir informaciones relacionadas con los procesos judiciales.


Aclara que el sistema tradicional seguirá funcionando con relación a las personas que no dispongan de las facilidades para recibir notificaciones, citaciones y comunicaciones por medios electrónicos. El Reglamento busca modernizar, estandarizar y agilizar los citados servicios.