padre 1El papa Francisco pidió este viernes perdón por los abusos sexuales cometidos con niños por “bastantes” sacerdotes y dijo que la Iglesia no dará ningún “paso atrás” al abordar esta cuestión.


El pontífice precisó que no habrá “un paso atrás en lo que se refiere al tratamiento de estos problemas y a las sanciones que se deben poner”.


“Tenemos que ser muy fuertes. Con los chicos no se juega”, exclamó el papa. Francisco interrumpió un discurso que tenía preparado para improvisar algunas palabras en las que pidió perdón por el mal perpetrado por sacerdotes a niños.


“Me siento interpelado a hacerme cargo de todo el mal que algunos sacerdotes, bastantes, bastantes en número, no en comparación con la totalidad han hecho. Quiero hacerme cargo de pedir perdón del daño que han hecho por los abusos sexuales de los niños”, afirmó el papa en español.


Después prosiguió su discurso a la delegación de la Oficina Internacional Católica de la Infancia (BICE), a la que recibió en el Vaticano, explicando que “en una sociedad bien constituida los privilegios sólo deben ser para los niños y los ancianos, porque el futuro de un pueblo está en manos de ellos”.


“Los niños porque ciertamente llevarán adelante la fuerza de la historia. Los ancianos porque son la sede de la sabiduría de un pueblo y tienen que aportar esa sabiduría”, agregó.