El papa FranciscoCIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco instó a los católicos a preguntarse si son traidores como Judas o si aman a Dios como José, en la misa del Domingo de Ramos.“En su homilía, Francisco pidió a las personas, incluido él mismo, mirar en el corazón para ver cómo están viviendo sus vidas.


“¿Mi vida se ha quedado dormida?”, Francisco preguntó después de escuchar un relato evangélico de cómo los discípulos de Jesús se quedaron dormidos poco antes de ser traicionado por Judas antes de su crucifixión. “¿Soy como Poncio Pilato, quien al ver que la situación es difícil, se lava las manos?”.


El pontífice parecía cansado, pausando frecuentemente para recuperar el aliento, mientras habló unos 15 minutos por la misa del Domingo de Ramos, con la que inicia la Semana Santa católica. Después de la ceremonia de más de dos horas, Francisco pareció recuperar el aliento. Charló amigablemente con los cardenales y posó para “selfies” con jóvenes de Río de Janeiro