Si el salto BASE no es apto para cardíacos, este intento menos. Se trata del primer salto en esta categoría realizado desde la cima del Burj Khalifa, en Dubái, el edificio más alto del mundo. Se había hecho en otras ocasiones desde el edificio, pero desde alturas inferiores. La hazaña es de los franceses Vince Reffet y Fred Fugen.


Con 828 metros de altura, el Burj Khalifa es el rascacielos más alto del mundo (aunque no por mucho tiempo) y un sueño para los amantes del salto BASE. Hasta ahora, sin embargo, nadie se había tirado desde la misma antena del edificio. Eso es justo lo que han hecho Vince Reffet y Fred Fugen… y un cámara. El vídeo que puedes ver es más que espectacular.


Para dar el salto tuvieron que habilitar una plataforma especial de casi un metro de ancho por 2,7 de largo, una especie de trampolín rígido construido especialmente para la ocasión. Por suerte, todo fue a la perfección, consiguiendo de paso el récord Guinness de salto BASE desde el edificio más alto del mundo.