imageEl director ejecutivo de la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu), negó ayer que los ayuntamientos sean los responsables de regular los colmadones y drinks en los alrededores de las universidades como afirmó el procurador de Medio Ambiente, Andrés Chalas.


Aunque Víctor D’Aza, admitió que los gobiernos locales son los encargados de emitir los permisos de uso de suelo para la construcción de edificaciones, argumentó que la expedición de licencias o patentes para la operación de este tipo de establecimientos es atribución del Ministerio de Industria y Comercio.


Expresó que en otras naciones ambas responsabilidades recaen sobre los ayuntamientos, pero en el país no es así, aunque entiende que sería lo más idóneo.


Considera que los ayuntamientos deberían ser los encargados de regular estos negocios, por ser las autoridades más cercanas y con mayor capacidad de control para hacerlo.


Víctor D’Aza sostuvo que el Ministerio de Industria y Comercio juega un rol importante en este sentido, por tratarse de una actividad económica por la que se cobra un impuesto, no una tasa o arbitrio local.


Agregó que la regulación de estos centros no deja de ser también del interés de los ministerios de Interior y Policía y de Medio Ambiente, en cuanto a la regulación de los horarios de venta de alcohol y la contaminación sonora que producen.


Ayer, el alcalde del Distrito Nacional, Roberto Salcedo, expresó que todas las autoridades nacionales, incluyendo los cabildos, deben abocarse a articular soluciones para mitigar el impacto de estos centros en las proximidades de las universidades.