depEl Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE), deportó  ayer a  81 ex presidiarios dominicanos luego de que cumplieran condenas en cárceles de esa nación acusados de narcotráfico, homicidios, fraude, asaltos , incendios premeditados, falsificación de documentos y delitos menores.



Los ex presidiarios deportados llegaron al país en un avión del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, a la 1:20 minutos de la tarde por el aeropuerto Las Américas.


Con  esta cantidad, según las estadísticas suministradas en el aeropuerto Las Américas, suman 536 los dominicanos ex convictos repatriados este año 2014 desde Estados Unidos.


A su arribo fueron recibidos por funcionarios de la Dirección General de Migración, miembros del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria (CESA), de la empresa Aeropuertos Dominicanos  XXI (Aerodom), del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI)  y representantes de otros organismos.


Estos vinieron escoltados en el mismo avión por 12 agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), quienes los entregaron a las autoridades de la Dirección General de Migración de servicios en Las Américas.


Según se explicó entre los ex presidiarios devueltos, 49 cumplieron condenas relacionadas con casos de tráfico y distribución de drogas  narcóticas, homicidios, asaltos, falsificación y de cometer otros delitos menores.


El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) deporta cada 15 días al país a un grupo de reclusos que están previamente en lista de espera, luego de haber recobrado su libertad en cumplimiento a un tratado de inmigración firmado con el gobierno.


De acuerdo a los informes ofrecidos por autoridades de migración en el aeropuerto Las Américas, actualmente más de 8 mil reclusos dominicanos están guardando prisión en diferentes recintos carcelarios de diversas ciudades norteamericanas cumpliendo condenas.


Asimismo, se pudo establecer según sus expedientes que estos cumplieron sus condenas en cárceles de Nueva York, Texas, Massachusetts, Miami, Chicago, Filadelfia, New Jersey y otros Estados donde habrían delinquido y fueron condenados a cumplir condenas de 10, 15 y 20 años de prisión en recintos carcelarios de esas ciudades.


A su llegada a la terminal aeroportuaria, fueron transportados en dos minibús de la Dirección de Migración,  donde serán depurados y se establecerá si tenían asuntos pendientes con la justicia dominicana, previo a su deportación de Estados Unidos.