CaptureEl laboratorio de diagnóstico de antivirus del Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) confirmó al Ministerio de Salud Pública que se trata del virus chikungunya el brote febril que afecta a residentes del municipio Nigua, San Cristóbal.


El ministro de Salud Pública, Freddy Hidalgo Núñez, recibió el jueves en la noche los resultados de las muestras de sangre de personas afectadas con el virus, por lo que dispuso de inmediato intensificar en todo el país las medidas de prevención y contención de brotes de enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, incluido el dengue.


Recomendó a la población asumir la cultura de la eliminación de criaderos de mosquitos y de untar cloro sobre el nivel del agua en las paredes de los tanques u otros envases, y taparlos correctamente y evitar automedicarse, para evitar complicaciones.


La investigación epidemiológica de la Dirección General de Epidemiología del Ministerio identificó en el boletín número 12 que abarca hasta el 29 del pasado mes en el municipio de Nigua, 558 pacientes.


El total de pacientes identificados con los síntomas del virus es de 767.


Explican que la distribución de los episodios muestra que el periodo de incubación extrínseca (dentro del mosquito) pudo haber ocurrido a mediados de febrero, a tres semanas de emitida la alerta nacional por la chikungunya, en enero pasado.


De los 767 casos, 446 fueron identificados en viviendas abiertas, habitadas por 1,855 personas y que de acuerdo con sus cálculos da una tasa de ataque general de 41 casos por 100 habitantes, resultado de la búsqueda en seis barrios del municipio.


Síntomas


Fiebre, dolor en las articulaciones, dolor lumbar, dolor de cabeza, irritación en la piel, dolores musculares y náuseas.


El virus se transmite de una persona a otras por la picadura de mosquitos hembra infectados y que, por lo regular, pican durante el día en el aire o en interiores.


Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que las complicaciones graves no son frecuentes, pero en personas mayores la enfermedad puede contribuir a la muerte.


Establece que la enfermedad suele aparecer entre cuatro y ocho días después de la picadura y no existe ningún antivírico específico para tratar la fiebre chikungunya.


El tratamiento consiste principalmente en aliviar los síntomas, con antipiréticos y analgésicos.


Hasta la fecha no hay vacunas para prevenir la enfermedad.


En el país el brote sigue en aumento y cada día en los hospitales de San Cristóbal y Haina se reciben decenas de pacientes con los síntomas de la enfermedad.


Prevención


Ante la presencia del virus en la región y la posibilidad de atacar al país, las autoridades de Salud Pública emitieron una alerta epidemiológica y pusieron en marcha el plan intersectorial de preparación y respuesta.


El plan se centra en estrategias de coordinación de desarrollo de capacidad, comunicación e información masiva, detención temprana de casos, control y vigilancia vectorial e intervención sanitaria rápida e integrada.


Sin embargo, es tímida la campaña de prevención contra la chikungunya, que es la misma contra el dengue.


Prevenir el virus consiste en limpiar las viviendas y entornos de la acumulación de depósitos de agua naturales y artificiales que puedan servir de criadero del zancudo.


La OMS aconseja movilizar a las comunidades afectadas, así como aplicar insecticidas durante los brotes, sea por vaporización, para matar los mosquito en vuelo, o sobre las superficies de los depósitos o alrededor de éstos, donde se posan; también se pueden utilizar para tratar el agua de los depósitos, a fin de matar las larvas inmaduras.


Como protección durante los brotes recomienda llevar ropa que reduzca al mínimo la exposición de la piel a los vectores y aplicar repelentes.


Visita


El ministro de Salud Pública, visitó los hospitales de Nigua y Haina, donde evaluó las atenciones y la calidad de los servicios a propósito de los casos febriles sospechosos del virus chikungunya que se presentan en esas dos comunidades.


Hidalgo Núñez recorrió las salas de internamiento, emergencia, laboratorio y farmacia junto a la directora del hospital doctora Flor Paredes.


Aseguró que el centro está abastecido con los medicamentos suficientes para medicar a los pacientes con síntomas sospechosos del virus.


Señaló que al hospital continúan llegando casos febriles aunque en menor proporción.


Las comunidades afectadas serán intervenidas con operativos de limpieza.