imageCrean células que producen insulina a partir del ADN de un diabético.


Por primera vez un grupo de científicos de Nueva York y Jerusalén logró clonar, a partir del ADN de una mujer de 33 años que sufría de diabetes, las células encargadas de producir insulina.


Si bien el avance puede representar en el futuro una solución para aquellos pacientes que padecen la  nfermedad, por ahora sólo es una herramienta de investigación y no una fuente de trasplante.


Sin embargo, este hallazgo abre de nuevo el debate sobre la clonación terapéutica y la idea de generar células madre a partir de introducir en un óvulo el genoma de la célula de la piel de un paciente.


De hecho, la creación de células beta pancreáticas (las encargadas de producir insulina) era desde hace tiempo uno de los principales objetivos de la medicina regenerativa. Podría ser una de las soluciones más efectivas para disminuir las altas tasas de diabetes tipo dos, uno de los problemas más graves de salud pública hoyen día.


Pese a ello, tal como asegura Dieter Egli de la Fundación de Células Madre de Nueva York y sus colegas de la U. de Columbia y de la U. Hebrea (Jerusalén), líderes de la investigación, todavía hay que superar muchas barreras para que ese tipo de células tengan aplicación clínica. Y uno de los mayores obstáculos es, sin duda, la normatividad.


“Todas estas tecnologías, incluidas las células iPS y las células madre embrionarias derivadas por clonación, permanecen relativamente inexploradas, y como no sabemos todavía qué estrategia será la más útil para la medicina, preferimos seguir explorando todas las rutas”, le dijo Egli al diario El País de España.


Hasta el momento, de acuerdo a los científicos, las pruebas realizadas en animales son prometedoras, pero aún no se sabe cuándo se podrán hacer experimentos en seres humanos.