imageTras su declaración trimestral oficial, Apple dejó ver que, una vez más, sus finanzas superaron las espectativas de los inversionistas. Sin embargo, el gran perdedor del reporte fue el iPad, tableta cuyas ventas sufrieron una fuerte caída en sus ventas.


El reporte más reciente de la situación financiera de Cupertino indicó que mientras el iPhone vendió 47,7 millones de unidades (seis millones de dispositivos más que durante el segundo trimiestre 2013), el iPad cayó un 16,4%, casi tres millones de tabletas vendidas menos que el año pasado.


Los analistas atribuyen el crecimiento del iPhone en el mercado a la reciente entrada de Apple al ansiado mercado chino, mismo que cuenta con una de las plataformas de usuarios más extensas del planeta.


Ante el desesperanzador panorama para el otrora producto  estrella de la compañía, Tim Cook, CEO de la compañía, justificó los pobres números del iPad con “cuestiones de inventario de las tiendas que distribuyen el producto”.


Según Cook comentó en una llamada a los inversionistas, el reporte incluye únicamente las ventas a las tiendas que posteriormente distribuirán el producto, independientemente de las unidades que se despachen a los consumidores finales.


El CEO de Apple detalla que los números del mismo periodo de 2013 fueron aparentemente altos debido al empuje que el lanzamiento del iPad Mini causó en los pedidos de las tiendas distribuidoras. Cook comentó que las ventas de su tableta siguen tan sólidas como siempre.


Las declaraciones de Cook se confirmarán una vez que el siguiente reporte trimestal sea publicado.