Amazon lanza su FireTv para competir con Apple y GoogleRoku, Apple TV, ChromeCast de Google y desde ahora FireTV, la caja mágica de Amazon para ofrecer películas y vídeos a través de su servicio Prime.


La caja de Amazon incluye un procesador de cuatro núcleos, una GPU de 2 GB de RAM, con los que Amazon asegura que habrá una descarga rápida, según la presentación realizada hoy en su sede de Seattle (EE.UU.). El aparato se completa con un mando remoto con bluetooth, lo que permite no estar apuntando al televisor cuando se quiera enviar una orden.


Peter Larsen, vicepresidente de Amazon, se dedicó durante los primeros minutos de la presentación a denostar a la competencia, porque sus productos son, esencialmente, más lentos. Larsen promete que su FireTV es tres veces más rápido que el resto, con lo cual no hay periodo de espera entre la solicitud de una película y el instante para comenzar a verla.


El dispositivo está diseñado para el servicio streaming de video instantáneo Prime que, de momento sólo funciona en Estados Unidos, al igual que su descodificador. Larsen señaló que antes de lanzar su producto han investigado mucho gracias a su experiencia en la descarga de vídeos en Prime, que ha crecido un 350% aunque, como es habitual en Amazon, no ofreció ninguna cifra con números absolutos


Con FireTV la pantalla se convierta en un mosaico donde aparecen los álbumes de fotos para escoger el que se quiera ver en ese momento; asímismo aprovecha el banco de datos de IMDB, de su propiedad, para el catálogo de películas.


Otro de los servicios es el Free Time, pensado para niños de 3 a 8 años de edad, y donde sólo se pueden ver contenidos infantiles. Este servicio cuesta 3 dólares al mes.


FireTV cuenta con el servicio musical de Pandora y Rdio. También dispone de miles de juegos para lo cual lanza un mando aparte (39 dólares). Los juegos son una ventaja respecto a Apple TV, aunque relativa ya que siempre se puede conectar el iPad al televisor y jugar, si hay amigos, con la pantalla partida.


El aparato FireTV, ya a la venta en Estados Unidos, costará 99 dólares, lo mismo que Apple TV, y bastante más que Roku (49 dólares) y la llave de Google Chromecast (35 dólares). No hay planes para su extensión a otros países.