condeEl Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de Santo Domingo condenó a30 y 20 años de prisión, a dos hombres acusados de descuartizar a un menor en el sector Cansino Adentro.


Las penas fueron impuestas luego que la Procuraduría Fiscal de esta demarcación presentara los elementos de pruebas que demostraron que Rolando Arismendy Pérez y Darwin Máximo Díaz Soler segaron la vida de un menor, hermano de otro con quien el primer imputado mantenía una relación.


Los jueces sentenciaron a Arismendy Pérez a 30 años de reclusión mayor a ser cumplidos en la Penitenciaría Nacional de La Victoria, mientras que Díaz Soler fue condenado a 20 años, que deberá cumplir en el  Centro de Corrección y Rehabilitación de Najayo Hombres, en San Cristóbal, tras ser hallados culpables del crimen.


De acuerdo al expediente instrumentado por la Fiscalía de Santo Domingo, que dirige la magistrada Olga Diná Llaverías, el sentenciado Arismendy Pérez cometió el hecho luego de que el menor le reclamara ponerle fin a la relación que mantenía con su hermano, por lo que le segó la vida de varias puñaladas y posteriormente lo decapitó y descuartizó con la ayuda de Díaz Soler.


Establece además que tras cometer el hecho los imputados colocaron en varias fundas plásticas el cuerpo descuartizado y lo lanzaron en diferentes lugares. En su acusación, el Ministerio Público igualmente indica que el día 24 de agosto del año 2012 fue encontrado en el sector Cansino Adentro, parte del cuerpo del fallecido, al que procedieron a practicarle una prueba de ADN mediante la cual se determinó la identidad de la víctima.