ladroLadrones cargaron con una pieza valorada en medio millón de pesos, así como el cableado para mantener refrigeradas las vacunas del cuarto frío de la Dirección Provincial de Salud Pública.


Esto ha provocado que cientos de dosis de vacunas se dañaran, entre ellas, la de neumococo, la que tiene un alto costo en el los centros de salud privado. Aunque algunos medios han intentado abordar a la directora provincial de Salud sobre el tema, la doctora Venecia Quiñonez ha evadido la prensa.


La pieza robada había sido donada por la Organización Panamericana de la Salud para conservar las vacunas. Además los ladrones cargaron con el cableado que llevaba la electricidad a este refrigerador, como el objetivo de comercializar el cobre. La policía dijo que investiga el hecho.