rdjaSanto Domingo.- El Ministerio de Relaciones Exteriores, en representación del gobierno dominicano y la embajada de Japón en el país, firmaron un acuerdo de cooperación no reembolsable, por un valor de US$5.0 millones, para la donación de vehículos de nueva generación.


El acuerdo fue firmado por el viceministro de Relaciones Exteriores, José Manuel Trullols, en representación del canciller Carlos Morales Troncoso y por el Encargado de Negocios de la embajada japonesa, Yuji Takeya, durante una ceremonia celebrada en la sede del  Ministerio. Este acuerdo tiene como objetivo fortalecer las relaciones de amistad y de cooperación entre ambos países.


Los vehículos japoneses en donación tienen un reducido impacto ambiental y son de bajo consumo de combustible. La finalidad es contribuir al desarrollo sostenible de la República Dominicana, reduciendo la contaminación ambiental y la emisión de gases de efecto invernadero.


Trullols agradeció la donación  y valoró lazos de hermandad que unen a los pueblos y gobiernos de ambos países, destacando que este año se celebra el octogésimo aniversario de las relaciones diplomáticas entre República Dominicana y Japón.


De su lado, Yuji Takeya expresó que los automóviles son híbridos y eléctricos de última tecnología y dijo que esperar a “ayudar a impulsar el uso de estos vehículos japoneses con avanzada tecnología y reducido impacto medioambiental, de manera que puedan ser ampliamente aprovechados en la República Dominicana”.


Este es el tercer Canje de Notas Diplomáticas de esta modalidad de cooperación económica no reembolsable. La primera fue realizada en marzo de 2013, por un valor de US$2.0 millones y la segunda, en febrero de 2014 por US$3.0 millones. El documento precisa que la República Dominicana “es uno de los pocos países que ha sido beneficiado por dos años consecutivos con esta modalidad de cooperación no reembolsable por parte de gobierno japonés”.


Especifica además que dicho acuerdo fue creado con el objetivo de contribuir con los países en vías de desarrollo, “a través de la utilización de las tecnologías y los excelentes productos que tienen para ofertar las pequeñas y medianas empresas japonesas”.