fetoConsternados se encuentran los habitantes de Reino Unido después de que el canal de investigación Chanel 4 revelara que Gobierno británico aprobara que los hospitales del Sistema Nacional de Salud cremaran los fetos productos de embarazos infructuosos con el fin de generar energía para calentar los centros de atención hospitalaria.


Cerca de 15 mil 500 fetos han sido quemados, según indicó el programa, tan solo en los dos últimos años.En la recopilación del reportaje periodístico se dejó en evidencia que en los hechos hay involucrados cerca de 27 centros de salud, en algunos de estos se habrían quemado los fetos junto con la llamada “basura médica”.


Por su parte el secretario de Estado de Sanidad británico, Dan Poulter, calificó los hechos como “totalmente inaceptables”. Indicando además que daría la orden de que se frenen dicho tipo de actos. Autoridades del sistema nacional de salud rechazaron la práctica, aunque se ha analizado que esta no es ilegal. Pese a lo anterior han indicado que se trata de un proceder inadecuado por lo que investigarán a fondo los hechos.


Mientras tanto, el director de inspección de hospitales británicos, Sir Mike Richards, expresó ante los medios de comunicación su consternación por el hecho de que los centros de salud quizá no estén poniendo en conocimiento de los familiares lo que se hace con los fetos, tal como estipula la ley. “Esto infringe nuestro estándar de respetar e implicar a las personas que usan nuestros servicios”, recalcó Richards.