renEl presidente de la Sociedad Dominicana de Nefrología (Sodonef), Guillermo Álvarez, indicó que la mortalidad de pacientes por enfermedad renal crónica en el país ronda el 40% y que uno de los principales factores es que los centros de diálisis públicos no cumplen con las reglas de habilitación de sus unidades.


Álvarez explicó que de acuerdo a una encuesta realizada por la organización, en el período septiembre 2013-febrero 2014, muy pocos de los centros de salud evaluados cumplían a plenitud con los requisitos establecidos. “Ninguno llegaba al cumplimiento total de las normas, la mayoría oscilaba en un 50%. Hay anormalidades que se presentan en el campo del paciente renal que deben ser analizadas y corregidas porque hemos detectado debilidades”, advirtió el presidente de Sodonef.


Destacó que es necesario que los hospitales estén mejor preparados en cuanto a su planta física, máquinas y medicamentos, pero sobre todo señaló que es fundamental que se incluya en el Seguro Nacional de Salud (Senasa) el procedimiento de la fístula para los pacientes con insuficiencia renal.


También subrayó que aunque el número de pacientes se incrementa en alrededor de 40%, la exclusión del sistema público de salud gira en torno a ese mismo porcentaje. Dijo que es preciso contar con un registro de todos los enfermos para poder fiscalizar los servicios y obtener mejores resultados.


Álvarez ofreció estas informaciones en el marco del panel “Políticas públicas de prevención e intervención en las enfermedades renales”, organizado por Senasa, donde la directora ejecutiva de la institución, Altagracia Guzmán, aseguró que hará todo posible para atender la demanda de incluir en la cobertura el procedimiento de la fístula.


Asimismo, Guzmán informó que el año pasado esa ARS autorizó 238 millones 279 mil 958 pesos para hemodiálisis a sus afiliados subsidiados y contributivos. En lo que va año se han autorizado RD$40 millones.