froEl ministro de Defensa, almirante Sigfrido Pared Pérez, dijo ayer que no reciben ningún tipo de presión por el trabajo que realizan las Fuerzas Armadas en la frontera para impedir que entren al país haitianos indocumentados. Pared Pérez explicó que “los organismos internacionales deben entender que tanto el Ejército como el Cesfront tienen la obligación de mantener el control fronterizo, no importa qué argumentos pueda tener un organismo internacional”.


Aclaró que esas entidades se refieren estrictamente cuestiones políticas de Derechos Humanos, y siempre ha sido un norte de las Fuerzas Armadas respetar los derechos de los que son apresados en la frontera. Destacó que la línez límitrofe es el principal objetivo de las Fuerzas Armadas y por eso hacen el esfuerzo de proveerles los recursos y personal necesarios al Ejército y al Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) para que ejerzan su función de la mejor manera.


Señaló que en los 170 años que tiene la vida republicana nunca han dejado de entrar haitianos ilegales por la frontera, pero lo importante es que el Ejército y el Cesfront mantengan niveles óptimos de seguridad fronteriza.