selMarcy McQuillan- experta en Control de Piojos para los centros de tratamiento Nitless Noggings, en California, Estados Unidos- advirtió que la moda de las selfies es culpable, en cierto modo, del alto contagio de piojos en adolescentes y adultos jóvenes.


Según indica la especialista, la cercanía que implica tomarse una selfie propaga el contagio de esta plaga ancestral: ‘Los piojos se contagian a través del contacto ‘cabeza a cabeza’; no saltan ni vuelan, necesitan que las cabezas se toquen (choquen)’, explicó McQuillan. Al respecto, McQuillan asegura que sus pacientes con piojos le asegura que a diario se toman selfies, por lo que su teoría está demostrada.


Por otro lado, Vanessa Mor, supervisora de Control de Piojos en Oakland, California, aseguró que la teoría de la doctora McQuillan no es descabellada. Mor confirmó que en su caso también ha visto un aumento significativo en el caso de jóvenes y adultos jóvenes con piojos.