gonsaDiversas personalidades se sumaron ayer al rechazo de la advertencia de la Comunidad del Caribe (Caricom), en voz de su presidente Ralph Gonsalves, de que no regresaría como observador del encuentro de la Comisión Bilateral RD-Haití hasta que el presidente Danilo Medina presente el prometido proyecto de ley para resolver el problema de la nacionalidad de los hijos de haitianos.


El segundo encuentro de la Comisión Bilateral será el día 20 de este mes en Anse-a- Pitre, Haití. En la primera reunión, celebrada el día 7 de enero, se logró una serie de acuerdos de cooperación en diversos ámbitos. De la advertencia de Gonsalves hablaron Marino Vinicio Castillo, director de la Comisión de Ética Gubernamental; Roberto Rosario, presidente de la Junta Central Electoral (JCE); monseñor Agripino Núñez Collado; Miguel Vargas, presidente del Partido Revolucionario Dominicano, y Servio Tulio Castaños, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus).


Intromisión. Castillo consideró los planteamientos de Gonsalves como una “frescura”, una intromisión y un atrevimiento, ya que la República Dominicana es un Estado independiente y soberano que tiene derecho a la autodeterminación y “no puede venir nadie, ni grande ni pequeño, a decir lo que tenemos que hacer”.