5a2b61c04661402eddc9fd58319d10ce_620x412El gobierno venezolano reforzó la presencia de la Guardia Nacional y la Policía en Caracas y otras ciudades del país que desde hace más de un mes son escenario de protestas.El despliegue masivo de militares en accesos de autopistas y avenidas fue ordenado por el presidente Nicolás Maduro que ha dicho que los responsables del bloqueo de calles y hechos de violencia “irán presos o tendrán que irse no sé para dónde, pero esa guarimba (barricada) violenta que tranca avenidas se va a acabar ya, definitivamente, en las avenidas principales”.


Maduro además ordenó que se realicen allanamientos en las inmediaciones de los lugares donde se produjeron disturbios para buscar a los presuntos responsables. En una rueda de prensa en la tarde de ayer, el mandatario afirmó que la violencia generada por las barricadas es la causa de “todos los casos de personas fallecidas y asesinadas”.


Se acusan mutuamente


Estados Unidos acusó a Venezuela de “faltar descaradamente a la verdad” cuando lo responsabiliza de orquestar las protestas en el país caribeño y recordó que no descarta imponer sanciones u otras medidas si no avanza el diálogo. Poco después de que el ministro de Exteriores venezolano, Elías Jaua, llamara “asesino del pueblo venezolano” al secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, por sus duros comentarios de esta semana sobre las protestas que vive Venezuela, el Departamento de Estado lamentó los constantes ataques de Caracas.


“Los funcionarios en Venezuela que tratan de hacer que esto (las protestas) gire en torno a Estados Unidos están faltando descaradamente a la verdad sobre lo que está pasando allí”, dijo a los periodistas Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado. La vocera evitó hacer comentarios sobre el insulto de Jaua en concreto, pero el Departamento de Estado sí se pronunció al respecto unas horas más tarde.