mercaDespués de 20 años de espera y de operar durante todo ese tiempo en el hacinamiento total, los mercaderes de Villa Consuelo comenzaron ayer a trabajar en las nuevas instalaciones, ajustados a estrictas normas de control de higiene y de calidad.


Desde las primeras horas de ayer, los más de 200 dueños de cubículos en el nuevo Mercado de Villa Consuelo comenzaron a limpiar toda la estructura e inmediatamente después a colocar las mercancías no perecederas y a ofrecerlas al público sin más dilación. En la primera planta están los cubículos para las carnes, vegetales, víveres, granos, verduras, flores y otras, en tanto en el segundo nivel están las botánicas, las cafeterías y las tiendas.


En el primer nivel de la nueva edificación no se permite el consumo de alimentos, tampoco en ninguno de los puestos de venta, ya que así lo indica el reglamento, por lo que para ello existen cinco cafeterías en el segundo piso. Miguel Germosén, director de Servicios Públicos del Ayuntamiento del Distrito Nacional, resaltó la existencia de un dispensario médico, donde serán evaluados los vendedores, por especialistas del Área Cuarta de Salud Pública.


David Ramos, presidente de la Asociación de Vendedores del Mercado de Villa Consuelo, informó que cada uno de los 240 mercaderes que estaban en la vieja edificación ya tienen su puesto en el nuevo edificio, que fue entregado al Ayuntamiento del Distrito Nacional el año pasado.