viLa capacidad de compra de los dominicanos experimentó una reducción de 5.64% durante los últimos 14 meses, con alzas considerables en los precios de la vivienda, salud, educación y transporte, según datos oficiales del Banco Central.


Entre enero de 2013 y febrero de 2014, el precio de la vivienda aumentó 5.6%, la salud 5.4%, educación 6.2%, transporte 4.1%, alimentos y bebidas no alcohólicas 0.43%, mientras que el precio de la vestimenta y el calzado se redujo 2.14%.


En momentos en que los ingresos no crecen a la velocidad que los gastos, el experto en finanzas personales César Perelló explica que se produce un deterioro inmediato de la calidad de vida que solo puede ser enfrentado con un reajuste de las prioridades de gasto.


El primer paso consiste en la reducción de gastos. Lo siguiente es la búsqueda de alternativas que permitan aumentar los ingresos. No obstante, esta opción se consigue más lentamente. “Ahí solo queda hacer un presupuesto de cuáles son los gastos necesarios y cuáles son los gastos deseados”, explica, con el fin de establecer un régimen de prioridades.


Perelló describe la inflación como “el evento incontrolable”, ese al que todos los planes financieros deben ajustarse, con el fin de mitigar posibles consecuencias negativas, como un sobreendeudamiento. “Si salías cuatro veces al mes, es decir, cada fin de semana, ahora tendrías que alternar las salidas, reduciéndolas a dos por mes. El impacto se ve inmediatamente”.


Previsión


Por otro lado, existe la posibilidad de prepararse para mitigar los efectos del aumento de los precios con un estilo de vida acorde con el nivel de ingresos. Si es posible, provisionarse de una buena cartera de inversión, destinando los ahorros en los instrumentos financieros a los que se tenga acceso. Quienes tienen menor capacidad de ahorro, pueden invertir en un solar o una casa de un precio moderado, recomienda.


Si no se toman las medidas de adaptación adecuadas cuando el costo de la vida se eleva por encima de los ingresos, se incurre en el financiamiento mediante préstamos de consumo o tarjetas de crédito que, al cabo de varios meses, provocan el ahogamiento financiero. Concluye recomendando un estilo de vida adecuado a los ingresos, revisar los gastos innecesarios y, por último, tratar de generar mayores ingresos.


Otros precios


Entre enero de 2013 e igual mes de 2014, el precio promedio en el mercado interno de las telecomunicaciones se redujo 0.34%, los muebles aumentaron 3.4%, mientras que las bebeidas alcohólicas aumentaron su precio en 5.4%. El entretenimiento también sufrió cambios. Los precios de la recreación y cultura se alzaron 3.1%, restaurantes y hoteles 3%, en tanto que el renglón de bienes y servicios diversos experimentó un aumento promedio de sus precios de 5.1%.


 Salarios:


El precio de los bienes y servicios de la canasta básica tiene alta incidencia sobre el nivel de bienestar y equidad social. Se trata de elementos indispensables para tener un nivel de vida considerado como medio. Para asegurar el alcance y mantenimiento de estos bienes, se requiere de niveles de ingresos que así lo permitan. En República Dominicana, el salario nominal promedio experimentó un descenso de 0.87% entre 2008 y 2012, en todos los sectores.


Su caída se produjo en agricultura y ganadería, electricidad, gas y agua, construcción, comercio, transporte y telecomunicaciones y otros servicios, de acuerdo al Banco Central. Aquellos sectores que sí experimentaron aumentos salariales leves fueron explotación de minas y canteras, industrias manufactureras, turismo, intermediación financiera, y administración pública.