140307221612-01-malaysia-airlines-0307-story-top“No hemos establecido ningún vínculo con el terrorismo todavía, aunque aún no lo descartamos y seguimos investigando”. Un funcionario estadounidense hacía estas declaraciones a CNN después que se revelara que en el avión desaparecido entre Malasia y Vietnam volaba al menos un pasajero con un pasaporte austriaco robado.


Las autoridades de Malasia reiteraron en rueda de prensa que no descartaban nada con respecto a la aeronave desaparecida.


La alerta saltó cuando la aerolínea incluyó en su listado de pasajeros a un ciudadano austriaco y Austria negó que uno de sus ciudadanos fuera a bordo del vuelo. El ciudadano austriaco estaba sano y salvo, y su pasaporte había sido robado hacía dos años, según explicó el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Austria, Martin Weiss, a CNN.


Del mismo modo, el ministerio de Relaciones Exteriores de Italia confirmó que no había italianos a bordo del MH370, a pesar de que un italiano fue incluido en el listado. Funcionarios de Malasia dijeron que estaban al tanto de los informes de que el pasaporte del italiano también fue robado, pero no se habían confirmado.


Un funcionario de inteligencia de EE.UU. dijo que las autoridades están investigando el uso de pasaportes perdidos o robados utilizados por los pasajeros del vuelo desaparecido. China, Vietnam, Singapur y Malasia estaban llevando a cabo operaciones de búsqueda y rescate al sur de la isla de Tho Chu en el Mar del Sur de China, informó Xinhua, la agencia oficial de noticias de China.


Buques, helicópteros y aviones están siendo empleados en la búsqueda, que por mar continuará a lo largo de la noche, y por aire se ha suspendido hasta el día siguiente. Los funcionarios parecían resignados a aceptar lo peor.


“Sólo me gustaría decir que nuestros pensamientos y oraciones están con las familias de las víctimas”, dijo el primer ministro de Malasia, Najib Razak, durante una conferencia de prensa.