rrSANTO DOMINGO. El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, rechazó designar un representante de esa institución en la audiencia ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos que será celebrada el próximo lunes 24 de 3:15 a 5:30 p.m. en el piso 8 de ese organismo en Washington, Estados Unidos.


Rosario envió una carta al canciller Carlos Morales Troncoso en la que establece que “somos de opinión que la asistencia del Estado a dicha sesión no aportaría absolutamente nada, ya que la referida comisión sesionó recientemente en el país, e hizo un levantamiento, y en el curso de su estadía fijó posición contaminada, con un alto nivel de prejuicio respecto del tema objeto de la sesión temática a la cual está convocando”.


Afirmó que con esta audiencia “se está montando un nuevo escenario de presión, respondiendo a grupos de interés. Por demás es impropio que los solicitantes a la propia comisión se abroguen el derecho de escoger quiénes son los funcionarios que pueden representar al país, ya que es una atribución exclusiva de la Cancillería de la República determinar quién representa al Estado Dominicano. En cualquier circunstancia la Junta prefiere no ser parte del citado evento”.


El Estado dominicano volverá al banquillo de la CIDH sometido por el Centro Bonó y otras organizaciones, por la “política de desnacionalización de dominicanos de ascendencia haitiana”