pnHatillo, San Cristóbal. El jefe de la Policía Nacional informó ayer que seis miembros de esa institución fueron puestos a disposición del Ministerio Público y la Justicia para ser investigados en relación a la desaparición del joven Randy Vizcaíno, de 27 años, desaparecido el 12 de diciembre del 2014 tras haber sido detenido.


El mayor general Manuel Castro Castillo dijo que tomaron la decisión luego de realizar indagatorias internas que no llegaron a esclarecer la situación. “Esa investigación (interna) concluyó. No tenemos elementos probatorios de qué pasó”, expresó. Dijo que hay residentes cercanos al joven que dicen que lo han visto, empero, aclaró que la Policía no tiene prueba de donde está y tampoco tiene prueba de que lo hayan desaparecido.


De acuerdo con la denuncia, en horas de la noche Vizcaíno salió de la vivienda de sus padres en el sector Maquiteria en su motocicleta junto a un amigo identificado como Ariel y sus dos hijos en dirección a la avenida Las Américas, donde reside. Según lo descrito, en el trayecto agentes policiales lo detuvieron y le dispararon, por lo que perdió el control y cayó de la motocicleta, posteriormente fue trasladado al destacamento de Los Frailes desde donde supuestamente escapó, pero en el lugar no levantaron acta.