CaptureUna mancha de aceite en el mar, una supuesta vuelta abrupta hacia el oeste detectada por un radar militar, fotografías satelitales dudosas, pasajeros con pasaportes robados.


Tras seis días, lo que parecían posibles pistas sobre la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines no han llevado a nada.


“Esta situación no tiene precedentes. El MH370 voló completamente en silencio sobre el mar abierto”, dijo el ministro interino de Transportes de Malasia, Hishamudin Hussein. “Esta es una situación crítica, es una operación muy complicada y obviamente no es sencilla. Estamos dedicando toda nuestra energía a la tarea que enfrentamos”.


El jueves, las autoridades malasias ampliaron hacia el oeste, con dirección a la India, la búsqueda del avión perdido en el mar, argumentando que pudo haber volado por varias horas tras su último contacto con tierra, poco después de despegar la madrugada del sábado de Kuala Lumpur con destino a Beijing.


La 7ma flota de la armada estadounidense dijo que está enviando uno de sus barcos, el USS Kidd, al Estrecho de Malaca, al oeste de Malasia.


La búsqueda internacional ha hecho que se revise metódicamente el mar a ambos lados de Malasia. La zona total que se planea recorrer es de 92.600 kilómetros cuadrados (35.800 millas cuadradas), más o menos el tamaño de Portugal.


Una parte del rastreo se está haciendo en Mar de la China Meridional, donde se detectó al avión en un radar civil volando al noreste antes de desaparecer sin ninguna indicación de problemas técnicos. Una búsqueda en un área similar se está realizando en el Estrecho de Malaca pues hay señales en radares militares que podrían indicar que el avión giró en esa dirección tras su último contacto, pasando sobre la península de Malaca.


El avión tenía suficiente combustible para llegar bastante adentro en el Océano Índico.


“Ante la nueva información, quizá apoyemos un esfuerzo para emprender una nueva búsqueda en el océano Indico”, dijo el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, quien rechazó dar otros detalles sobre la información o la nueva zona en la que buscarán.


El diario The Wall Street Journal, citando a investigadores estadounidenses, señaló el jueves que se sospecha que el avión pudo seguir en el aire por unas cuatro horas después de su último contacto confirmado, según datos del motor del avión que se transmiten automáticamente a tierra como parte de sus programas de mantenimiento. El diario corrigió después su versión y dijo que la información provino del enlace de comunicación satelital del avión y no de sus motores.


Un funcionario estadounidense dijo el jueves que el avión estuvo enviando señales a un satélite por cuatro horas después que desapareció, lo que podría indicar que seguía volando.


El funcionario dijo que el avión no estaba transmitiendo datos al satélite, sino enviando una señal para establecer contacto. Boeing ofrece un servicio de satélite que puede recibir una serie de datos durante el vuelo sobre cómo está funcionando un avión.


El funcionario, que hizo esta declaración bajo condición de permanecer en anonimato porque no estaba autorizado para hablar públicamente sobre el tema, dijo que Malaysia Airlines no se subscribió a ese servicio, pero que el sistema estaba enviando automáticamente los datos al satélite.


Al preguntarle si era posible que el avión siguiera volando por varias horas, Hishamudin respondió: “Claro, no podemos descartar nada, por eso hemos ampliado la búsqueda. Estamos ampliando nuestra búsqueda hasta el Mar de Andamán”. El mar, que forma parte del Océano Índico, está al noroeste de la península de Malasia.


Hishamudin dijo que el gobierno malasio estaba pidiendo datos de radares de la India y otros países vecinos para ver si se podría rastrear si voló hacia el noroeste. La India dijo que su armada, su fuerza aérea y su guardia costera buscarán el avión en el sur del Mar de Andamán.


Una de las pistas falsas más recientes llevó a que se enviaran aviones al mar del sur de Vietnam, donde imágenes satelitales publicadas en el sitio de internet del gobierno chino mostraban tres objetos flotantes sospechosos. Pero al estar ahí no se encontraron escombros del Boeing 777.


“No hay nada, fuimos ahí y no hay nada”, dijo Hishamudin.


Para aumentar la frustración, Hussein dijo después que la embajada china había notificado a su gobierno que las imágenes fueron publicadas por error y que no mostraban restos del vuelo MH370 de Malaysia Airlines.